domingo, 6 de enero de 2008

dónde ver aves y naturaleza en extremadura

Dónde ver aves y naturaleza en Extremadura es una guía de los enclaves más interesantes de Extremadura para la observación de aves y de entornos valiosos paisajísticamente. A lo largo de 64 capítulos agrupados en las 15 zonas (en que se dividió la superficie de esta región), se ha intentado realizar un recorrido exhaustivo por toda la geografía de Extremadura. En cada uno de estos capítulos, se describe la orografía del área y otras características del medio físico, sus ecosistemas, sus formaciones vegetales, otras comunidades animales dignas de resaltar y los aspectos ecológicos más destacables de los espacios tratados.Dónde... ha sido escrito y diseñado para ser un texto ameno y fiable sobre la naturaleza de Extremadua, para acercar la extraordinaria riqueza ornitológica de esta región a toda la gente: aficionados, profesionales y personas que nunca hayan tenido la suerte de quedarse ensimismadas oyendo entrar una bandada de miles de grullas a un dormidero.


DÓNDE VER AVES Y NATURALEZA EN EXTREMADURA

39- EL RÍO ZÚJAR ENTRE VILLANUEVA DE LA SERENA Y EL EMBALSE DE ZÚJAR, Y LAS ESTEPAS PRÓXIMAS

Descripción

El río Zújar en su recorrido desde la última presa que embalsa sus aguas (la presa del Zújar), hasta su desembocadura al Guadiana, a la altura de Villanueva de la Serena, es un río con un cauce amplio en relación a lo habitual en Extremadura, donde posiblemente los únicos ríos que lo superen en este sentido sean el Guadiana y el Tajo ( quizás el Tiétar). Este curso presenta en esta zona, en los aproximadamente treinta kilómetros de recorrido, unas características propias de río de llanura, con unos amplios charcones ( de algún kilómetro de longitud algunos de ellos) distribuidos intermitentemente, y conectados por pequeñas zonas de corriente. Esto es así pese a discurrir a través de un paisaje principalmente alomado, el de las estepas de La Serena; el río - igual que el Guadiana, que discurre paralelo a él - ha producido en este territorio un valle ancho y llano, en la mayor parte de este recorrido, permitiendo con ello la formación de unos ecosistemas húmedos de gran interés para aves acuáticas. Así, la mayoría de las orillas del río son llanas y despejadas ( cuando no están cubiertas de vegetación riparia), sus aguas son muy poco profundas por regla general, y presenta en extensas zonas una buena cobertura vegetal. Esta última característica, la extensión de los charcones, y la existencia o no de áreas de extracción de áridos, son los aspectos que provocarán la estructuración del río en los distintos hábitats que nos interesarán para observar aves. Podrán observarse algunas zonas cubiertas con vegetación arbórea ( fresnos, sauces, eucaliptos, chopos, etc.), que dependiendo de su localización permitirán su utilización por garzas ( hay al menos una colonia de ardeidas en este tramo), Cigüeñas blancas - muy abundantes -, etc.
Otras zonas estarán cubiertas de vegetación arbustiva (principalmente sauces, tarays, adelfas, zarzamora, y otra vegetación acuática emergente - Typha sp., Phragmites sp., etc.) y con tal densidad que ofrecerán entornos excelentes para nidificación de aves tan interesantes como Avetorillos, rálidos, o incluso Garzas imperiales.Algunas áreas del río aparecen con las orillas descubiertas, en grandes extensiones, y revestidas de pastizales de gran productividad que son muy utilizados como zonas de alimentación por anátidas, rálidos, etc. En otro sentido hay que señalar que en este espacio natural, existen grandes transformaciones producidas por el hombre ( plantas de extracción de áridos y el propio canal a través del cual nos desplazamos) que, aunque son impactos medioambientales severos y siempre necesitarán unas medidas correctoras adecuadas, han producido algunos sistemas aprovechables por la avifauna; por ejemplo algunos extensos cortados donde en alguna ocasión se han instalado grandes colonias de Avión zapador, de Abejarucos o de otras aves querenciosas de entornos de estas características. En ocasiones también han creado amplias extensiones inundadas de agua, que cuando por fin regeneran sus fondos y sus orillas, se convierten en humedales de características aceptables. Para finalizar con este apartado, hay que mencionar otras características que influyen en la utilización del entorno por aves acuáticas; por ejemplo, las abundantes poblaciones piscícolas existentes en este río - de las que dependen muchas especies de aves y algún que otro mamífero ( nutria sobre todo)-, o, en otro sentido, los ecosistemas en los que queda englobado este curso fluvial; esto es, zonas esteparias principalmente, pero también, cultivos de regadío ( en las zonas próximas a la desembocadura), que se constituyen en aportes alimentarios de gran importancia para una buena cantidad de aves acuáticas que existen en ese río.

Accesos

Comenzaremos este recorrido en la salida desde Villanueva de la Serena hacia Campanario, a la altura de la última rotonda (Km. 0). En el Km. 3,2, tomaremos una carretera que se desvía a la izquierda ( hay un cartel grande en el inicio). En el Km. 3,5, después de pasar sobre el canal del Zújar, tomaremos la dirección hacia la derecha. Ahora comenzamos a movernos por al carretera paralela a este canal, que nos permitirá acceder a algunos tramos del río interesantes desde nuestro punto de vista. No obstante desde la propia carretera podremos observar ecosistemas atractivos como las estepas que desde un inicio ( al principio a la derecha y algunos kilómetros más adelante a ambos lados) acompañan a esta carretera.En el Km. 7,25 cogeremos un camino público ( es una finca municipal de Villanueva de la Serena ) que parte hacia la izquierda. En el Km. 7,85 tomamos el camino que parte hacia la izquierda. Por fin en el Km. 8,35 llegamos al río Zújar en las proximidades de la localidad de Entrerríos; aquí tenemos una gran balsa del río, donde quizás no observemos demasiadas aves acuáticas, aunque sí un paisaje atractivo y una buena zona de baño.
Al volver a la carretera pondremos nuestro cuentakilómetros a cero (Km. 0). En el Km. 2,3 llegamos a la altura del Cortijo Los Valverdes; desde aquí también se puede acceder al río, aunque posiblemente tampoco sea una zona demasiado buena. En el Km. 6,2 pasamos junto a unas construcciones abandonadas donde es bastante fácil observar Carracas en momentos de cría. A partir del Km. 6,8 comenzamos a ver el río a nuestra izquierda ( desde la carretera - muy poco transitada - se pueden realizar ya paradas para observar el río cuando lo deseemos), y comienza también el paisaje típico de La Serena (...), de pastizales y afloramientos rocosos en forma de "dientes de Perro". Antes hemos ido flanqueados por extensiones, sobre todo de cereales. En el Km. 10 hay una buena vista del río, que presenta en la zona de aguas arriba una cobertura vegetal magnífica, donde se han observado en ocasiones Garzas imperiales. En este entorno también, el paso del canal ha hecho que queden a la derecha unos pequeños cortados rocosos utilizados para la cría por Cernícalos vulgares, y en ocasiones por Carracas. En la zona del Km. 12,2 se observan unas concentraciones invernales de anátidas muy interesantes; y en el Km. 14,3 podemos observar una colonia de Cigüeña blanca sobre un gran poste eléctrico.Cuando llegamos al Km. 16,55 podemos tomar un camino a la izquierda que nos acercará a la zona que hemos estado observando anteriormente desde mayor distancia; aquí deberemos ser extremadamente cautelosos pues se puede molestar a las Cigüeñas que crían sobre los pilares de un puente derruido. En el Km. 16,6 optaremos por el camino de más a la izquierda, y en el 16,7 también. En el 16,8 pasamos junto a una construcción, a la que no nos deberemos acercar, ya que existe un nido de Cigüeña blanca a muy baja altura. Por fin en el Km. 17,1 llegamos hasta la orilla del río. Volveremos a considerar un Km. 0 al regresar a la carretera. En el Km. 1,4 nos movemos al lado de un tramo del río con muy buenas características para la reproducción de aves acuáticas - se han observado Patos colorados con comportamiento reproductor - y para observación de limícolas. Después de esto nos separaremos del río (Km. 3,3) para volver a alcanzarlo en el 5,7. pero justo a esta altura, a la izquierda, parte un camino que nos dejará en las proximidades de un área utilizada por un agrupación colonial de Garcillas bueyeras, Garcetas, Martinetes y Cigüeña blanca. Aquí deberemos ser cuidadosos para no molestar, porque estamos muy próximos a la colonia. En el Km. 6,1 la zona del río que podemos observar es bastante interesante porque es también una zona querenciosa para Garzas imperiales. Más adelante en el Km. 7,6 tenemos otra entrada a la izquierda que nos permitirá acercarnos a otras zonas del río atractivas para observar aves.En los kilómetros 8,4,10,1 y 10,4 tenemos tres colonias de Cigüeña blanca sobre eucaliptos y a partir del Km. 12, el río discurre muy próximo al canal en algunas de las mejores zonas para observar aves acuáticas en la temporada invernal. Por fin, en el Km. 15 llegamos a las proximidades de la Presa del Zújar y damos por finalizado este recorrido. Aún describiremos otro pequeño recorrido paralelo al río en las proximidades de Villanueva de la Serena, en una zona de cultivos de regadío con, quizás, peor calidad para observar aves que las descritas anteriormente: saliendo de Villanueva, en dirección a Entrerríos, llegaremos al río Zújar tras aproximadamente tres kilómetros de recorrido; antes del puente sobre el río, parten sendos caminos, hacia la izquierda y hacia la derecha que acompañan durante un trecho al río. Mejor será el camino que parte a la izquierda después de pasar el mencionado puente, que nos dejará, tras varios kilómetros en la desembocadura del Zújar al Guadiana.

Especies de aves

El río Zújar es una zona con muy buenas características para la observación de aves acuáticas sobre todo, aunque también de otros grupos; nos referiremos en primer lugar a estas últimas por ser las más escasas. Como comentamos en el capítulo de accesos, el río discurre a través de una zona esteparia de gran importancia para la avifauna extremeña: La Serena; por ello, muchas de las aves que se pueden observar en este área podrán también verse durante nuestro recorrido; entre otras: Carracas, Cernícalos primilla y vulgar, Sisones, Alcaravanes, con suerte alguna Avutarda en vuelo, etc. También podrán observarse alguna gran rapaz procedente de áreas de cría cercanas; entre otras: Águila culebrera, Águila real, Ratonero, Milanos negro y real...
La comunidad de aves que utilizan los ecosistemas riparios y otros próximos que acompañan al río también pueden ser atractivas: Oropéndola, Martín pescador, Abejaruco, Avión zapador, Avión roquero, Golondrina dáurica, Papamoscas cerrojillo, Torcecuellos, etc.Pero como decíamos, lo más atractivo en esta área serán las poblaciones de aves acuáticas que utilizan el curso fluvial; podemos mencionar al grupo de las garzas, con todos los representantes que se distribuyen en Extremadura: Avetorillo, Martinete, Garza real, Garza imperial ( uno de los escasos entornos donde cría en esta región ), Garcilla bueyera - con más de 700 parejas que se reproducen aquí - y Garceta. También se han observado las dos especies de cigüeña, aunque la negra es muy rara de ver. Sin embargo la Cigüeña blanca mantiene una población en este río espectacular, existiendo más de 100 nidos en todo este recorrido.Otras aves indicadoras de la calidad de esta zona como humedal son por ejemplo el Águila pescadora - observada en paso prenupcial -, el Aguilucho lagunero (con reproducción probable en la zona ) o la Canastera. Precisamente al grupo de las limícolas pertenece otra de las aves habituales en el área, la Cigüeñuela, presente en este curso con una cierta abundancia. Otros limícolas serán más escasos, pero fáciles de ver: Andarríos grande y chico, Archibebe común, Chorlitejo grande y chico, Correlimos común, etc.El grupo de las anátidas es también muy atractivo en este espacio, destacando algunas especies reproductoras como el Ánade friso o el Pato colorado. Bastante abundantes son en invierno la Cerceta, el Pato cuchara, el Ánade real, etc. Para finalizar mencionaremos otras especies del grupo de los rálidos muy abundantes, aunque quizás menos atractivas, como pueden ser la Focha y la Polla de agua.

Otros atractivos

En esta zona existe una importante población de nutrias; tal es así, que incluso con mucha suerte, se pueden llegar a avistar desplazándose por el río (han llegado a observarse en un mismo día, distanciadas cinco kilómetros, hasta dos individuos). A ello puede ayudar la posibilidad de observar las grandes balsas del río desde zonas distantes, lo cual hará a los animales moverse libremente sin molestias; para ello necesitaremos sin embargo un telescopio terrestre, si queremos disfrutar de esta imagen. Hay que estar atentos a esta posibilidad.
Con respecto a otros aspectos apetecibles; en el río Zújar, la calidad de las aguas, no muy transparentes por los sólidos en suspensión de las graveras, pero sin contaminación alguna, hace que sea posible bañarse en zonas muy atractivas ( la playa de Entrerríos, la piscina natural de aguas abajo del embalse, etc.) El aficionado al patrimonio etnográfico disfrutará también con las numerosas muestras de edificaciones tradicionales como pueden ser los molinos; existe una buena representación de ellos a lo largo del recorrido. En lo referente al patrimonio histórico-artístico, habría que destacar a la ciudad de Villanueva de la Serena, la cual junto con la de Don Benito, muy próxima, son además unos centros de servicios, industriales y comerciales importantes. En Villanueva se puede visitar la Iglesia Parroquial de la Asunción, una muestra muy atractiva del estilo herreriano; o la Casa de los Bolos - edificada a imagen de la de las Conchas de Salamanca -; la bella fachada de la Casa del Jabón, casi derruida en la actualidad; o el Castillo de la Encomienda - a varios kilómetros del casco urbano -, construcción que se encuentra en perfecto estado de conservación. Espectacular también es el Castillo de Magacela, de origen musulmán, enclavado en una colina desde la que se puede apreciar un paisaje muy llamativo de las estepas de La Serena. En este pueblo, también existe un atractivo dolmen megalítico.

Temporalización

Cualquier estación puede ser buena para observar aves en esta zona; aunque habría que hacer mención al verano, muy duro en estos entornos.

Ficha

Zona/s: 10 Hoja 1/50.000: 779,780

Términos municipales: Villanueva de la Serena, La Coronada, Campanario

Ecosistemas: Zonas húmedas, estepas, bosques riparios

Tipo de agrupaciones de aves: Comunidades, Colonias

Acceso: fácil

Catalogación de Calidad: Muy alta